Skip links

Cómo reducir los costes de climatización en viviendas turísticas

Si eres gestor de viviendas turísticas, ya sabrás que la climatización puede ser un verdadero dolor de cabeza. 

En el alquiler vacacional, suele ser uno de los factores que más costes genera. 

Seguramente habrás recibido facturas de luz bastante dolorosas. Luego está el tiempo que gastas gestionando problemas con averías, mandos perdidos, programación incorrecta y una larga lista de etcéteras. 

Y eso sin hablar del impacto medioambiental.

¿Qué método empleas actualmente para controlar los costes?

Conviene tener en cuenta que existen tecnologías cada vez más inteligentes que nos ofrecen formas muy asequibles de solventar estos problemas.

La tecnología inteligente resulta cada vez más económica y fácil de usar, además de brindar una solución mucho más eficaz que los métodos antiguos, como los temporizadores.

En posts anteriores analizamos una gama muy amplia de tecnologías inteligentes dirigidas al mercado de alquiler vacacional.

En este artículo vamos a centrarnos en nuestra propia tecnología, MODO, para analizar los costes y explicar cómo puedes aprovechar esta solución para reducirlos.

Costes generados por el uso excesivo

Llegan los huéspedes a la vivienda turística que han alquilado y lo primero que hacen es poner el aire acondicionado a 17 grados si hace calor, o a 28 si hace frío. 

A partir de allí lo dejan en marcha prácticamente las 24 horas durante toda la estancia, incluso cuando salen a pasear.

Y para rematar, se olvidan de apagar el aire cuando hacen el checkout. Las máquinas siguen refrescando o calentando una vivienda vacía hasta que vayas a apagarlas, varias horas o incluso varios días después.

¿Te suena?

Obviamente todo esto genera unos gastos muy elevados. 

Y no solo porque se dispara la factura de luz. También acorta exageradamente la vida útil de los aparatos de climatización. 

Cómo garantizar un uso más prudente sin afectar el confort del huésped

La tecnología inteligente ofrece una solución muy sencilla.

MODO es un sistema de última generación que regula la climatización automáticamente dependiendo de la presencia de los huéspedes y de las condiciones ambientales.

Funciona con una serie de mandos inteligentes conectados a la red WiFi. Se fija un mando a la pared en cada pieza en la que tengas puesto un aparato de aire acondicionado.

Los mandos están provistos de sensores que detectan cuando hay alguien presente, sin vulnerar su privacidad.

Si el cuarto se encuentra vacío, el mando apaga el aire automáticamente, siempre dejando el debido margen de tiempo antes de apagarse. Si alguien sale y vuelve poco después, no se apaga. Solo se apaga en caso de una ausencia prolongada.

¡Esta funcionalidad reduce la factura de luz hasta en un 65%

Desde el punto de vista del huésped, el mando ofrece una manera muy sencilla de controlar el aire. Con un simple botón pueden subir o bajar la temperatura a su antojo. Y como el mando está sujeto a la pared, nunca se pierde debajo del sofá.

Pero además tú puedes limitar la temperatura mínima y máxima desde tu móvil. Por ejemplo, si marcas un rango razonable de entre 20 y 25 grados, los huéspedes seguirán disfrutando de una temperatura muy agradable, sin abusar.

Esto alarga la vida útil de tus máquinas de aire.

¿Por qué?

Porque cuando la temperatura está puesta a 17 grados, es improbable que se pueda alcanzar, pero aún así el compresor sigue en marcha a todas horas intentándolo. Esto reduce drásticamente la vida útil del aparato y gasta mucha más electricidad. 

Esto no ocurre si funciona a una temperatura moderada. Por ejemplo, 20 grados es una temperatura muy cómoda que el compresor sí es capaz de alcanzar, y al hacerlo, descansa un rato hasta que vuelve a subir la temperatura.

Por este motivo, el límite de temperatura es una funcionalidad muy importante a la hora de evitar los elevados gastos de tener que reemplazar un aparato dañado.

Costes debidos al tiempo de gestión

¿Cuántas veces has tenido que acudir a la vivienda para solucionar problemas con el mando?

Puede que se quede sin batería, o que los niños lo pierdan. O quizás los huéspedes lo programan mal, o se confunden con los botones y tú tienes que ir a explicárselo.

Aparte de eso, ¿cuántas horas gastas yendo y viniendo para encender el aire antes de que lleguen, o para apagarlo después de que se vayan?

El tiempo que tienes que invertir en gestionar tu negocio de alquiler vacacional llega a ser un coste importante. 

Un coste que va sumando si no tienes una forma eficiente de controlarlo.

Cómo ser más eficiente mediante el control a distancia

Una gran ventaja de la tecnología inteligente es que está conectada a la red WiFi y por lo tanto lo puedes controlar a través de internet desde tu móvil.

La app de MODO te permite limitar la temperatura, estés donde estés. Consigues el objetivo de alargar la vida útil de tu maquinaria sin tener que desplazarte a la vivienda. Y si los clientes te piden algún cambio, lo solucionas al instante a través de la aplicación.

Además, puedes apagar o encender el aire en cualquier momento, también a través del móvil, incluso estando en otro país. 

Esto resulta muy útil, sobre todo a la hora del check-in. 

Como sabemos, la primera impresión tiene un valor psicológico muy importante. Si enciendes el aire una hora antes de que lleguen los huéspedes, se encontrarán a gusto nada más pisar el umbral de la puerta.

Está demostrado que esta primera impresión favorable reduce la probabilidad de recibir otras quejas más adelante.

Puedes programar el encendido a través de la app, o si prefieres, lo puedes integrar con tu tu Property Management System (PMS). Eso significa que cada vez que creas una nueva reserva, el aire quedará programado para encenderse automáticamente antes de que lleguen los huéspedes. Si gestionas muchos pisos, esto te ahorrará mucho tiempo. 

Y aparte de ahorrarte tiempo, la aplicación también te ayuda a gestionar varias tareas de forma más productiva. 

Te informará en todo momento si hay alguien en la vivienda o no. Al consultar los datos que te muestra la aplicación, puedes planificar el mejor horario para llevar a cabo tareas de limpieza o mantenimiento, y además puedes analizar el tiempo que pasa el personal de limpieza en cada habitación.

Costes atribuibles a la huella de carbono

Un estudio de la Universidad de Sidney calcula que una décima parte del impacto medioambiental mundial se debe al turismo.

Gran parte de la huella de carbono proviene del consumo energético.

Si tenemos en cuenta el uso descontrolado de la climatización en viviendas turísticas, podemos valorar que los negocios de alquiler vacacional desempeñan un papel muy importante a la hora de crear un turismo más sostenible. 

Tal y como señala la investigadora Adjnu Damar-Ladkoo, es más fácil centrarse en los beneficios que podemos ver y tocar, aquí y ahora. No obstante, no debemos pasar por alto las cosas que nos afectarán a largo plazo de forma muy drástica, como en el caso del cambio climático.

Cómo ser más responsables con el medioambiente 

Automatizar el aire acondicionado y limitar la temperatura mediante la tecnología inteligente tiene un impacto importante sobre el consumo de energía.

No solo reduce la factura de luz, sino que también reduce la huella de carbono de forma muy marcada.

Y esa reducción tiene un número…

Tomemos como base un ahorro energético estimado de dos horas al día.

Si todas las habitaciones anunciadas en AirBnB en la comunidad de Madrid (unas 26 mil) utilizaran el sistema MODO para reducir el consumo energético, se ahorrarían más de 6.700 toneladas de CO2 en un año.

¡Eso sería lo mismo que plantar más de 18 mil árboles!

Conclusión

La tecnología inteligente es una forma muy eficaz de reducir gastos, liberar tiempo y ser más responsables con el medioambiente.

Y lo mejor de todo es que, a pesar de ser tecnología de última generación, es cada vez más económica, asequible y fácil de instalar.

Por lo tanto supone una excelente inversión, tanto económica, como social.