Skip links

Implementar una vivienda vacacional smart: ¿por dónde empezar?

El incremento de la tecnología inteligente en el alquiler vacacional, es decir, la vivienda vacacional smart,  ya había empezado antes de COVID-19.

Ahora el fenómeno se está  acelerando debido al impacto de la pandemia en el turismo.

Durante el confinamiento muchos profesionales del sector de alquiler vacacional comentaban el uso de la tecnología en este tipo de alojamiento. 

Sin embargo, el debate se centraba por lo general en el uso de la tecnología para el auto registro utilizando cerraduras inteligentes.

Esto da pie a una pregunta bastante frecuente en los eventos y reuniones dirigidos al sector turístico:

«¿Por dónde empezamos con la automatización?» 

La tecnología del hogar inteligente aún no llega a ser una tendencia predominante y en el sector del alquiler vacacional todavía hay relativamente poca gente familiarizada con ella. 

Este artículo tiene como objetivo proporcionar a los administradores y propietarios de viviendas vacacionales alguna información básica sobre la tecnología del hogar inteligente.

Analizaremos los beneficios que puede aportar en el sector de alquileres vacacionales, más allá de la cerradura inteligente. Explicaremos los pilares principales, algunos conceptos más avanzados y también proporcionaremos algunos ejemplos prácticos.

Los tres pilares principales

Para comenzar, aclaremos los principales conceptos de la casa inteligente. 

Hay tres elementos necesarios para conseguir el nivel de control óptimo: 

1 – Monitorización remota

La monitorización remota significa que puedas encender tu smartphone o portátil y ver el estado de una casa, en cualquier momento y desde cualquier lugar.

¿Qué puedes monitorizar? 

Puedes… 

  • comprobar si hay personas presentes en la vivienda y en qué parte de la casa están
  • monitorizar la temperatura, la humedad, el nivel de ruido y el humo 
  • comprobar si el aire acondicionado o las luces están encendidas y en cuáles habitaciones 
  • controlar el consumo de energía y agua 
  • comprobar si las ventanas y puertas están abiertas o cerradas.

Conocer el estado de la propiedad también puede ser un mecanismo para identificar posibles problemas. 

Imagínate, por ejemplo, que a través de los dispositivos inteligentes detectas una  temperatura alta en la cocina estando apagada la calefacción. Esto podría ser una señal de que los huéspedes dejaron la estufa encendida al salir.

La monitorización remota se puede habilitar con el uso de un dispositivo muy simple: un sensor capaz de recoger datos del entorno.

La mayoría de los sensores modernos hoy en día están equipados con comunicación inalámbrica y son capaces de enviar los datos recogidos a través de Internet. Desde allí se puede tener los datos de la aplicación en el teléfono.

La mayoría de ellos también son plug-and-play, lo que significa que son muy fáciles de configurar. Muchos funcionan con pilas, de modo que no tienes que enchufar ningún cable para que funcionen.

2 – Mando a distancia

Mientras que la monitorización te permite conocer  el estado de la propiedad, el control remoto te permite actuar, haciendo que, con solo pulsar un botón en tu teléfono, suceda algo. 

Por ejemplo, el aire acondicionado o la iluminación se puede encender y apagar, o la puerta de entrada se puede abrir o cerrar.

El control remoto funciona mediante un dispositivo que se llama actuador

Un actuador puede ser, por ejemplo: 

  • un termostato, capaz de controlar la calefacción y la refrigeración 
  • un interruptor de luz, capaz de controlar la iluminación
  • una cerradura inteligente, capaz de abrir o cerrar una puerta.

Como en el caso de los sensores, hay muchos actuadores modernos que son fáciles de configurar y muy asequibles. Los compras, los configuras y disfrutas de las ventajas que ofrecen, sin tener que hacer ninguna obra ni cableado.

Sin embargo, hay muchos dispositivos en el mercado que no están diseñados a propósito para las viviendas turísticas, estando  más bien orientados a consumidores particulares. Estos dispositivos no suelen ser muy adecuados para resolver problemas a los administradores y propietarios de viviendas turísticas. 

Por lo tanto es más recomendable utilizar, en la medida de lo posible, soluciones específicamente diseñadas para el mercado de alquileres vacacionales. Estas soluciones suelen tener más flexibilidad y ventajas a la hora de solventar los retos más frecuentes que ocurren en las viviendas turísticas.

3 – Automatización del hogar

Tener una aplicación de control y monitorización remota es ventajoso, pero aún así no es suficiente para una propiedad de alquiler turístico. 

No puedes estar comprobando todo el tiempo si hay gente en casa para apagar las luces y el aire acondicionado, de lo contrario, como administrador de la propiedad ¡te volverías loco!

Con la automatización del hogar, todo el concepto de la casa inteligente se vuelve mucho más llevadero, especialmente en un contexto de alquiler vacacional.

La automatización del hogar supone el uso de un sistema capaz de ejecutar acciones automáticamente cuando se cumplen ciertas condiciones. El principal componente que permite la automatización es un sensor o detector  de presencia. Con un sensor de presencia, las acciones pueden ser ejecutadas automáticamente en función de la presencia de los huéspedes en la propiedad.

Por ejemplo, nuestro dispositivo MODO desconecta automáticamente la calefacción y el aire acondicionado, o cambia automáticamente la temperatura, cuando no se detecta ninguna presencia durante un cierto período de tiempo. Y si el administrador o dueño de la propiedad quiere ser notificado cuando esto suceda, MODO envía una notificación a su smartphone.

Lo mismo se puede hacer con la luz, el sonido y la corriente eléctrica, siempre y cuando se tengan instalados los actuadores adecuados. Al cumplirse las condiciones, el sistema ejecuta la acción pertinente y envía una notificación al administrador de la propiedad. 

Esta es la esencia de la automatización del hogar.

La automatización del hogar puede ser desplegada de varias maneras.

La capa de inteligencia puede instalarse en la vivienda. En el caso de MODO, una pequeña unidad instalada físicamente en la vivienda se encarga de recoger datos, tomar decisiones y enviar instrucciones a los termostatos.

La automatización del hogar también puede ser desplegada en la nube. Sensores como Roomonitor o Minut, por ejemplo, se comunican directamente con el router WiFi de la casa y envían los datos directamente a la nube para que el administrador pueda analizarlos. 

La nube ofrece la ventaja de poder prescindir de la  unidad  adicional en la vivienda. Sin embargo, esta es una solución altamente dependiente de la conexión a Internet. Si la conexión se cae temporalmente, la automatización no funcionaría y, por ejemplo, un actuador no puede ser activado.

En cambio, si la automatización se ejecuta en la propiedad, las acciones automáticas pueden seguir funcionando incluso si se cae la conexión a Internet. Nuestro sistema MODO, por ejemplo, puede apagar automáticamente el aire acondicionado incluso sin tener conexión a Internet.

La automatización del hogar también puede ser activada por una plataforma capaz de integrar varios dispositivos producidos por diferentes proveedores.

Operto, por ejemplo, es una plataforma muy interesante que combina diferentes sensores y actuadores, incluidos los productos dirigidos al consumidor, como Tado y August. 

Operto añade una capa de automatización e inteligencia sobre ellos y está específicamente diseñada para resolver problemas en el sector del alojamiento turístico.

Si compras, digamos, una cerradura inteligente de August y un termostato de Tado, no podrían comunicarse entre sí y serían dos dispositivos aislados, uno proporcionando acceso y el otro proporcionando control de temperatura. Pero Operto es capaz de conectarlos y ejecutar funciones como, por ejemplo, cambiar la temperatura del termostato cuando la puerta está cerrada.

También hay plataformas de automatización similares, pero más diseñadas para el público aficionado al bricolaje (DIY), como el IFTTT. En este caso puedes comprar los dispositivos y establecer las rutinas automáticas tú mismo, con una interfaz fácil de usar proporcionada por la plataforma. 

El coste de esta solución sería definitivamente más bajo. Sin embargo, no es tan recomendable para propiedades dedicadas al alquiler vacacional, a menos que no seas un experto en tecnología y prefieras controlar la aplicación tú mismo.

Algunos conceptos más avanzados

Ahora explicaremos algunos temas más avanzados, que aunque todavía no sean muy conocidos en el contexto del alquiler vacacional, sin duda tienen un potencial enorme.

1 – Análisis de datos

La ventaja de disponer de sensores no solo te permite comprobar el estado actual de la vivienda, sino que también te da acceso a datos históricos que pueden proporcionar información y ayudar a los administradores de la propiedad en determinadas tareas y decisiones.

Por ejemplo, los datos históricos sobre la temperatura y la humedad pueden ayudar a comprender si ciertas habitaciones necesitan alguna intervención, como un mejor aislamiento o un equipo de calefacción/refrigeración más eficiente. 

Los datos históricos sobre la presencia pueden ayudar a generar informes sobre el tiempo que pasa el personal de limpieza o el personal de mantenimiento trabajando en la vivienda. 

Los datos históricos sobre el uso del aire acondicionado y sobre el ahorro de energía pueden impulsar decisiones en la dinámica de precios.

Las posibilidades que ofrecen las tecnologías inteligentes para el hogar son infinitas.

2 – Tecnología de voz

Cuando se instala un asistente de voz en la casa, por ejemplo Amazon Echo o Google Home, todo el concepto del hogar inteligente se vuelve aún más interesante, especialmente para los huéspedes.

Los huéspedes pueden interactuar con los dispositivos inteligentes de la casa con simples instrucciones de voz, por ejemplo: Alexa, pon la temperatura de la sala de estar a 20 grados», o «Hey Google, cierra la puerta». También se pueden establecer rutinas para que, al decir «Alexa, buenas noches», se ejecuten múltiples acciones, como apagar las luces, cerrar la puerta y apagar el aire acondicionado.

3 – Aparatos conectados

En la primera parte de este artículo mencionamos los tres pilares principales de la tecnología del hogar inteligente, los dispositivos más básicos y sencillos que aportan eficiencia operativa, seguridad y comodidad. 

Pero hoy en día el hogar inteligente va más allá, y te da la posibilidad de tener una variedad de dispositivos y aparatos conectados e inteligentes como el horno, microondas, lavadora y persianas.

Conclusión

El objetivo de este artículo fue de aclarar lo que significa la tecnología inteligente para el hogar, adaptado al negocio del alquiler vacacional. 

Si tienes la intención de comenzar a actualizar tus viviendas turísticas con tecnologías inteligentes para el hogar, esperamos que esta guía te sirva de ayuda para orientarte.

Como primer paso, es aconsejable reflexionar detenidamente sobre tus necesidades.

¿Deseas ser más eficiente energética y operativamente,  y así ahorrar costes? ¿Deseas recopilar datos para saber qué sucede en tus propiedades e impulsar futuras decisiones? ¿Quieres ofrecer comodidad  a tus invitados y que lo pasen bien?

Según tus prioridades, puedes decidir por dónde comenzar. 

No hace falta arrancar con todo al mismo tiempo. Resuelve un problema a la vez. Implementa una solución, comprende los beneficios, familiarízate con el concepto del hogar inteligente y luego avanza para agregar otra pieza del rompecabezas.